x cerrarForo Cluagto
Desarrollos GP
Clau edomex
Proveedor Automotriz CLAUT NL
Junker
Directorio Automotriz

OPORTUNIDADES DE NEGOCIOS PARA PROVEEDORES DE LA INDUSTRIA ¿ESTÁ USTED LISTO?

Este eslabón de la cadena automotriz es tal vez el más fuerte de todos, por su naturaleza debe serlo. Si a la industria automotriz la representamos en forma de pirámide, donde las armadoras ocupan la cima y en los niveles descendentes se ubican los diversos tiers 1, 2 y 3, indudablemente la industria proveedora y de soporte forma la base.

09 Noviembre 2016

Compartir

FacebookTwitterEmail
Portada

Ésta suele estar integrada por cientos, miles de micro, pequeñas y medianas empresas que individualmente se diferencian mucho de las poderosas multinacionales y las grandes armadoras, en términos de recursos invertidos, empleos generados, volumen de producción, impacto mediático. Sin embargo, en su conjunto forman el pilar fundamental que permite que los grandes corporativos automotrices se animen a invertir y producir en una región determinada.

La industria automotriz tiene una clara tendencia de asentarse cerca de donde hay mayor demanda de mercado por vehículos terminados pero también de donde le es más rentable producir para trasladar con eficiencia su mercancía por las ventajas logísticas, el bajo costo y la disponibilidad de acceso a materia prima de la calidad suficiente y en la cantidad requerida. Aquí recae la influencia de los modelos de producción que se implementan. Nos referimos concretamente al esquema que tanto le ha beneficiado a nuestro país, el tan famoso just-in-time, que no es más que tener a la mano todo lo necesario para producir el volumen planeado en el tiempo establecido con todas las variables que esto implica. De hecho esto es lo que le da soporte a la clusterización. Si el contenido de proveeduría local y regional se incrementa a tal grado que la mayoría de la materia prima, piezas, servicios y componentes se consigan en tiempos y distancias razonablemente menores, no hay razón para buscar nuevas opciones de localización para sus operaciones de producción.

¿Y esto qué tiene qué ver conmigo?

Cuando una pequeña o mediana empresa apuesta por hacerse de la mejor materia prima, incorpora sistemas confiables de gestión de calidad a su producción, moderniza con eficiencia sus procesos, invierte eficazmente en la capacitación de sus recursos humanos, se casa con la mentefactura y el emprendedurismo, se enfoca exitosamente en la I+D, amplía inteligentemente sus mercados, diversifica en la medida de lo posible su negocio y/o aprovecha los esquemas de apoyo gubernamental existentes, la consecuencia lógica y más deseada es que destacará entre la competencia; incluso tendrá la capacidad de sobresalir ante firmas extranjeras, efecto colateral que se le debe reclamar pero también agradecer a la omnipresente globalización.

Nuestras empresas nacionales de la industria automotriz –por no mencionar a muchas otras industrias-, desde las más pequeñas hasta las más consolidadas, deben apostarle sin temor a convertirse en los proveedores de las firmas tractoras, de modo que su desempeño y evolución les permita gradualmente posicionarse como verdaderas referencias del sector automotor, incluso a nivel mundial. Este notable interés por parte de los países tradicionalmente líderes en la producción de vehículos, llámense Estados Unidos, Japón, Francia, Alemania, Corea del Sur, etc., por trasladar sus centros de ingeniería, investigación y diseño hacia nuevas latitudes que han demostrado la madurez suficiente para dar el siguiente paso como México, se ha hecho patente con las significativas alianzas de colaboración y los innovadores programas de desarrollo entre industria, gobierno y academia, del cual mencionaremos dos casos muy especiales.

Por un lado, tenemos la iniciativa de acercamiento de la industria automotriz alemana a su homóloga mexicana a través de la academia y el gobierno. La cooperación técnica se traduce en convenios de formación profesional, de modo que personal mexicano seleccionado bajo cierto perfil, es reclutado por compañías germanas para recibir una preparación de altísimo nivel en tierras europeas, en reconocidas empresas e instituciones educativas del otro lado del Atlántico, de modo que a su retorno sean capaces de transmitir lo aprendido al personal bajo su mando. Este esquema es conocido como “educación dual”.

En el otro caso tenemos que Japón, a través de su agencia de promoción para el comercio exterior “JETRO”, desde 2001 tuvo la iniciativa de fortalecer la proveeduría mexicana en el sector automotriz y autopartes mediante la promoción de la competitividad de las empresas japonesas localizadas en México, haciendo que sus contrapartes mexicanas adopten sus exitosos esquemas de producción y negocios, impulsando la vinculación y el conocimiento acerca de los potenciales proveedores mexicanos de autopartes hacia las empresas japonesas establecidas en México o aquellas establecidas en los Estados Unidos o Japón, mediante el diagnóstico y su posterior difusión en una base de datos de acceso exclusivo para compradores de las empresas japonesas. Mediante la creación de un “círculo virtuoso” promovido con el aumento de las posibilidades de negocios y el aumento de la capacidad productiva de las empresas mexicanas, se eleva su propia competitividad, lo cual reduce las importaciones de las empresas japonesas y por consiguiente sus costos, elevando su competitividad con lo que se incrementan sus posibilidades de realizar mayores inversiones en México, todo lo anterior se traduce en una relación “Ganar-Ganar”. El objetivo principal es insertar a las PyMEs mexicanas en las cadenas productivas de las empresas japonesas instaladas en México. Esta actividad se realiza a través de la organización constante de encuentros de negocios entre empresas mexicanas y japonesas y el apoyo a empresas mexicanas con asesoría y diagnóstico por parte de expertos japoneses. Véase http://www.jetro.go.jp/mexico/indusporte/ para mayor información.

¿En realidad esto funciona y da resultados??

Veamos un caso muy ilustrativo, el Grupo Alfa, símbolo inequívoco del tesón y la audacia regiomontana. Este conglomerado mexicano tan conocido en el mundo de los negocios hoy en día, tuvo su origen a fines del siglo XIX en la industriosa ciudad de Monterrey. Tradicionalmente asociado a la industria del acero durante las primeras décadas desde su origen, Grupo Alfa visualiza hacia finales de los ’90 una gran oportunidad, un nicho de negocio nuevo en un sector en el que no había incursionado. Crea entonces su división de producción y comercialización de autopartes de aluminio fundido de alta tecnología, incluyendo cabezas, monoblocks, así como componentes de transmisión, en asociación con Ford, Teksid y la denomina “Nemak”.

Actualmente se da el lujo de ostentarse como líder mundial en la fabricación de monoblock y cabezas de cilindros para motores de aluminio, con la más alta tecnología y calidad de nivel internacional, producidas a través de una de sus subsidiarias más exitosas, modelo a seguir e imitar por la competencia. Con la supremacía de su ramo, Nemak hoy equipa millones de vehículos y vende por igual tanto a armadoras norteamericanas como europeas y asiáticas, convirtiéndose así en la segunda mayor fuente de ingresos de Grupo Alfa. Su papel como proveedor estratégico es tan crucial que si se detuviera la producción de sus más de 40 modelos de cabezas de cilindro y 15 de bloques de motor, paralizaría la operación de ensamble de unas 100 plantas armadoras situadas en Norteamérica, Europa, Sudamérica y Asia-Pacífico. Se enorgullece con sobrada razón de tener como clientes a Audi, BMW, VW, GM, Ford, Fiat, Chrysler, Hyundai, Isuzu, Jaguar, Porsche, Mazda, Mitsubishi, Nissan, Opel, Peugeot y Volvo, entre otras. Para satisfacer mejor las necesidades de dichas empresas se ha expandido mediante fusiones y adquisiciones a 14 diferentes países en donde posee unas 34 plantas y emplea a más de 20,000 personas directamente de forma global.

Trasladémonos ahora a su empresa. Si usted produce la materia prima, fabrica la pieza u ofrece el servicio que requiere alguno de los clientes potenciales recién llegados al país, en el volumen suficiente y con la calidad exigida por Mazda, Toyota, Honda, Audi, Volkswagen, Pirelli, por ejemplo, tiene la oportunidad histórica para hacer crecer su negocio y dar ese gran salto. Recuerde que éstas requieren desde piezas de alta precisión, materia prima de la más alta calidad, componentes terminados, logística y distribución, transportación de personal, seguridad privada e industrial, hasta vivienda,papelería, mantenimiento, selección de personal,alimentación, hospedaje, educación, salud, esparcimiento, sólo por mencionar algunos aspectos. Y si utiliza el medio o el canal adecuado, le será mucho más sencillo. Atrévase y dese a conocer, si no está listo para aprovechar, téngalo por seguro que otros lo harán en su lugar.

De usted, señor inversionista y empresario, depende hacer de un “sí se puede” una exitosa afirmación y no una dudosa pregunta. Usted decide si transforma retos y amenazas en oportunidades y fortalezas… y Cluster Industrial le dará las respuestas que busca haciendo lo que mejor sabe: ¡enlazando negocios!

FUENTE: Cluster Industrial redacción

Mitsui - CC
automotive
vw
Cluster edo mex
Aliados Estratégicos GIF

COTNRATA LA SUSCRIPCIÓN DIGITALLee todos los contenidos exclusivos

Entrar al área de clientes
¿Quieres encontrar requerimientos industriales de empresas armadoras de autos y autopartes? conviértete en nuestro asociado ahora!
Llámanos al (477) 717 7323 ó (477) 741 0272

Suscríbete al boletín

*Temas de interes