IHC
da
Manufactura
Expo Maq
AERO
Directorio Automotriz

LA HISTORIA DE NISSAN EN AGUASCALIENTES

Cuando uno piensa en el estado de Aguascalientes, ubicado al noroccidente del Bajío mexicano, inmediatamente se evoca a la famosa feria de San Marcos, sus aguas termales que le dieron nombre, las deliciosas guayabas de Calvillo,

04 Noviembre 2016

Compartir

FacebookTwitterEmail
Portada

Cuando uno piensa en el estado de Aguascalientes, ubicado al noroccidente del Bajío mexicano, inmediatamente se evoca a la famosa feria de San Marcos, sus aguas termales que le dieron nombre, las deliciosas guayabas de Calvillo, o la histórica meca del ferrocarril en México, pero también inevitablemente se termina asociando con un nombre japonés con el cual comparte una historia íntimamente ligada: Nissan Motor Co., el gigante automotriz japonés. Hagamos una breve remembranza sobre esta gran historia de éxito en una región de tierra buena, gente buena, agua clara y cielo claro.

Con la inminente apertura comercial que se consumaría a inicios de los 90’s con la firma del célebre tratado NAFTA entre Estados Unidos, México y Canadá, la trasnacional asiática se dio a la tarea de diseñar los planes que le permitieran aumentar su presencia comercial y capacidad manufacturera en el continente, teniendo en mente el comercio y la producción de exportación a bajo costo en un lugar cercano a uno de sus mayores mercados en el mundo. Sus directivos japoneses, armados con una gran visión, mucha confianza en la gente hidrocálida y bastante expectativa a mediano y largo plazo, tomaron una decisión de la que jamás podrían arrepentirse. El resultado de ello fue la apertura de Nissan Aguascalientes I. Es de destacar que a partir de entonces, el potencial logístico, exportador, manufacturero y la alta calidad de la mano de obra de nuestro país, comenzó a adquirir relevancia internacional, si bien la primera factoría de Nissan en México se construyó en CIVAC, cercana a Cuernavaca, Morelos, en el año 1961.

La primera planta de montaje en el estado del Bajío de la filial, Nissan Mexicana, a lo largo de sus más de treinta años de vida y producción casi ininterrumpida, se ha convertido en eje indiscutible del desarrollo industrial que llegó para quedarse en tierras aguascalentenses y en evidente transformadora de la vocación económica de la entidad. Desde su emblemática apertura, el 13 de Noviembre de 1982, ha visto pasar por sus líneas de ensamble a más de 4,000,000 de vehículos terminados que se han distribuido a lo largo y ancho del mundo, y que han llevado el nombre de México muy en alto por su gran calidad. Sus preparados operarios han sido responsables de fabricar por igual el Sentra, Altima, Platina, Tiida, March, ahora el Note, y todo parece indicar que en el corto plazo, algún vehículo Infiniti, un compacto Mercedes-Benz basado en la misma plataforma B que éste, además de motores con tecnologías híbrida y diesel, como parte de la colaboración tecnológica y comercial que han acordado el grupo alemán Daimler y la propia Nissan.

Sobra decir que hoy en día, las operaciones en Aguascalientes son las más significativas en términos de productividad y valor agregado para la matriz de Japón, al grado que para este mismo año se producirán más vehículos en nuestro país que en la propia isla nipona, sede del corporativo mundial. No deja de asombrar el hecho de que aquí se produce un auto en menos de un minuto, en una de las operaciones de ensamble más eficientes de Norteamérica, cuyos vehículos se exportan a más de sesenta países, basado en un sistema de producción “just-in-time” modelo y altos estándares de calidad con reconocimiento que trasciende fronteras.

Sin lugar a dudas, sería casi imposible imaginar actualmente a la entidad sin el impacto que le ha significado en su PIB industrial, en sus cifras de empleo, en el renombre que ha adquirido en el extranjero y por el lugar que ha conseguido merecidamente dentro del gran cluster automotriz del Centro-Bajío; en general, Aguascalientes no sería hoy el mismo sin en el crecimiento que a través de los últimos 30 años le ha traído su huésped más distinguido. Durante este tiempo, Nissan ha desarrollado una buena red de proveeduría, distribución, cooperación académica y gubernamental que ha sabido traducir en una excelente fórmula de hacer negocios. Es de admirarse que este centro fabril tiene tan buena reputación, que se ha convertido en “escuela” para proporcionar la capacitación de alto nivel que requiere el personal de la empresa en sus operaciones sudamericanas en Brasil.

Esta larga relación de beneficio mutuo ha sido refrendada con el magnífico anuncio dado a principios del año pasado, en que se toma la decisión de instalar una segunda planta armadora con la exorbitante inversión de 2,000 millones de dólares, ubicada en un terreno de más de 400 hectáreas justo a unos pocos kilómetros al sur de la “hermana mayor”. Como la misma empresa lo ha revelado, el nuevo e imponente complejo manufacturero tendrá cinco edificios de producción, entre ellos estampado, body, pintura, plásticos y ensamble; la operación estará completa con un edificio de administración y 20 estructuras auxiliares más. El área de construcción inicial abarcará 220,000 m2 de superficie. La meta de producción es muy ambiciosa, pues apenas en su primera fase de operación se pretende ensamblar unos 175,000 vehículos anuales, que aunados a los más de 600,000 de Nissan I -récord alcanzado durante

2012-, le permitirán fabricar alrededor de 800,000 automóviles por año únicamente en el estado. El tiempo de construcción es aún más sorprendente: estará lista en tan sólo 20 meses, entrando en funcionamiento a finales de este mismo 2013. Su diseño reflejará el denominado Nissan Production Way (NPW), que comprende estándares de eficiencia, calidad, velocidad, productividad y costo-beneficio de alto nivel, además de un gran porcentaje de contenido local. Hablando del número de empleos, este proyecto permitirá generar hasta 9,000 puestos adicionales que sumados a los más de 3,000 de Nissan I, se traducirán en enormes beneficios para la población en la región, sin mencionar el parque de proveedores que se construye en un terreno adyacente. Nissan reconoce así lo que Aguascalientes le ha dado y premia su continuo esfuerzo, sin siquiera pensarlo dos veces.

El tiempo dirá si su nueva estrategia le redunda en reafirmarse como indiscutible líder de ventas en nuestra nación, una mayor participación de mercado en América del Norte y una inmejorable oportunidad de servir como plataforma de exportación a más de 100 países con un bajo costo, muy lejos de las preocupaciones por la amenazante apreciación del yen. Éste es tan sólo uno de los numerosos ejemplos del por qué México está tan de moda en el tema automotriz y ha atraído los reflectores a nivel internacional. Por medio de Cluster Industrial le mantendremos bien enterado sobre todo lo relacionado al sector automotriz de Aguascalientes y del Centro-Bajío en general, y le mostraremos la evolución de la nueva, moderna, vanguardista y prometedora casa de la poderosa automotriz Nissan. Manténgase al tanto. Mientras, que viva Aguascalientes.

FUENTE: Cluster Industrial redacción

Directorio automotriz
Aliados Estratégicos GIF

COTNRATA LA SUSCRIPCIÓN DIGITALLee todos los contenidos exclusivos

Entrar al área de clientes
¿Quieres encontrar requerimientos industriales de empresas armadoras de autos y autopartes? conviértete en nuestro asociado ahora!
Llámanos al (477) 717 7323 ó (477) 741 0272

Suscríbete al boletín

*Temas de interes