x cerrarForo Cluagto
Desarrollos GP
Clau edomex
Harting
Directorio Automotriz
Junker

MÉXICO: PLATAFORMA DE AUTOS DE LUJO

Más claro ni el agua… México sube a las grandes ligas de la fabricación automotriz a nivel mundial.

04 Noviembre 2016

Compartir

FacebookTwitterEmail
Portada

Más claro ni el agua… México sube a las grandes ligas de la fabricación automotriz a nivel mundial.

Esto ocurre mientras Brasil está sumido en profundas complicaciones que le rezagarán en su papel como gran fabricante de autos para su enorme mercado y la región Mercosur/Asia-Pacífico. La nación azteca se consolida, en cambio, como un gigante productor y exportador automotriz para todo el mundo.

Hace algunas semanas fueron dados a conocer oficialmente y con detalles los proyectos de producción de firmas armadoras automotrices Premium, en su mayoría alemanas. Es el caso del grupo Daimler en conjunto con la alianza Renault-Nissan, para producir autos de lujo bajo las marcas Mercedes-Benz e Infiniti, así como el grupo BMW, para ensamblar bimmers y autos Mini. Esto se llevará a cabo dentro de unos años en dos nuevas plantas, que sumadas a la que se encuentra en construcción por parte de Audi para fabricar las nuevas generaciones del SUV Q5 y la futura Q6 en San José Chiapa, Puebla, colocarán a nuestro país en un lugar de privilegio en materia automotriz y aumentarán en casi medio millón de unidades anuales su capacidad de producción. Todos los motores, por cierto, serán originarios de la planta de VW en Silao, Guanajuato. Además, es de todos sabido que en 2012 Ford anunció inversiones del orden de US$ 1,300 MDD para aumentar la fabricación de los modelos Fusion y Lincoln MKZ en la ahora renovada planta de Hermosillo, Sonora.

Los primeros han decidido y oficializado una operación conjunta de ensamble en Aguascalientes, donde Nissan ya fabrica vehículos para Norteamérica en su reciente planta A2.

Los vehículos podrían ser pequeños compactos de lujo de tracción delantera de las nuevas generaciones de la Clase A, la Clase B, el CLA o el GLA por parte de Mercedes, y el sedán de altas prestaciones Q50 o el Q30 por parte de Infiniti. Los responsables de ello de aquí al 2021, cuando alcance plena capacidad, serán los 5,700 nuevos empleados. Los vanguardistas motores eficientes de 4 cilindros y 2.0L serán provistos por la planta de Decherd, Tennessee. Éstos son producto de la colaboración en diseño e ingeniería de ambas firmas.

La inversión por $1,400 MDD permitirá a ambas armadoras producir hasta 300,000 automóviles del segmento de lujo al año en dos líneas de producción.

BMW anunció finalmente, de manera formal, que a partir de 2019, tendrá una nueva planta de ensamble en Villa de Reyes, San Luis Potosí, en los límites con el estado de Guanajuato, desde donde saldrán de sus líneas de producción más de 150,000 vehículos compactos por año, seguramente de las nuevas generaciones de la Serie 1 y Serie 3. Para ello invertirá la suma de US$1,000 MDD y contratará a unos 1,500 empleados directos.

BMW ya venía haciendo previamente un gran volumen de compras de autopartes e insumos a nuestro país durante los últimos años debido a que encontró el nivel de calidad adecuado que exigen los mercados a los que vende. Tan sólo en 2013 compró arriba de US$1,500 MDD a alrededor de 64 proveedores con los que ya trabaja en México. Con la nueva planta de ensamble, este volumen de compras podría fácilmente ascender a US$2,000 MDD o más nominando alrededor de 147 componentes previamente importados de Europa para abastecer su nueva operación mexicana. La decisión para la nueva fábrica se tornó sencilla pues era el paso más natural. Muy probablemente muchos de esos componentes serán surtidos desde el Bajío, incluyendo las avanzadas transmisiones.

Lo anterior implica elevar el nivel de calidad de los proveedores ya establecidos y los que están por llegar. Además significa que será necesario que el nivel de preparación y capacitación técnica de la mano de obra calificada aumente considerablemente. La competitividad por ende se potencializará por obvias razones. Los retos puntuales en la agenda serán los altos estándares de tecnología, eficiencia, diseño y seguridad que se requerirán alcanzar. Esto es trascendental, ya que en el mundo automotriz hay nombres cuya reputación les precede, y en el caso de Audi, Mercedes-Benz y BMW, coinciden simultáneamente en dar su respaldo y confianza a la industria automotriz nacional.

udi, por ejemplo, está a un mes de inaugurar su centro técnico de capacitación para proveedores y empleados de San José Chiapa con el propósito de conseguir el nivel de calidad requerido para ofrecer su garantía de calidad Premium, sin importar el lugar de fabricación de los componentes, el país de origen del vehículo o el lugar de adquisición. Mercedes-Benz, Infiniti y BMW podrían hacer lo propio.

Esto al parecer, no parará aquí.

La japonesa Honda ha dado señales de que pretende aumentar sus inversiones y planes de producción en nuestro territorio, con lo que inferimos que planea producir en un futuro cercano vehículos Acura (su segmento de lujo) en el complejo de Celaya, Guanajuato.

Es interesante observar que la ubicación geográfica de las nuevas plantas mencionadas (Aguascalientes y San Luis Potosí, respectivamente), ya no responde únicamente a las facilidades de acceso a los mercados de consumo de Norteamérica y Sudamérica, a la posibilidad de exportación a muchos países a nivel global con los que México tiene tratados comerciales, a los polémicos incentivos otorgados por las autoridades con el fin de obtener más empleos y generar más desarrollo, ni a un menor costo de mano de obra de calidad reconocida al por mayor. Si lo analizamos bien, presenciamos el nacimiento de un megacluster automotor en el centro de nuestra nación.

Estamos viendo cómo la región Bajío de México se convierte en poco tiempo en una enorme zona industrial automotriz de influencia mundial y adquiere, paulatinamente, las capacidades para volverse una de las más prósperas económicamente hablando. Sólo basta con recordar que la meca de la industria del software en México se encuentra en Jalisco y la del sector aeroespacial vive un incesante boom en tierras queretanas. No por nada la industria de servicios, construcción, logística, de transporte y ferroviaria se han apuntado con nuevos proyectos e inversiones ahí por todo lo que viene.

Falta ver si con la llegada de estas nuevas inversiones de alto nivel, México tiene la voluntad para convertirse en un país de alta gama en términos socioeconómicos, porque hemos visto que la capacidad de sobra la posee. ¿No cree usted?

Fuente: Cluster Industrial redacción

Mitsui - CC
automotive
Aliados Estratégicos GIF
Cluster edo mex
vw

COTNRATA LA SUSCRIPCIÓN DIGITALLee todos los contenidos exclusivos

Entrar al área de clientes
¿Quieres encontrar requerimientos industriales de empresas armadoras de autos y autopartes? conviértete en nuestro asociado ahora!
Llámanos al (477) 717 7323 ó (477) 741 0272

Suscríbete al boletín

*Temas de interes