La producción de automóviles de la marca china JAC representa una analogía de la transformación que puede sufrir la industria automotriz mexicana; alianzas con Asia, financiamiento de bancos y empresarios nacionales y un enfoque en el mercado interno son algunas de las características de este nuevo proyecto." />JAC, EL AUTO QUE BUSCA CAMBIAR EL RUMBO DE LA INDUSTRIA AUTOMOTRIZ EN MÉXICO - Cluster Industrial - La Industria Automotriz en México
x cerrarGUREGO
DIRECTORIO AUTOMOTRIZ
MAINFORUM GIF
IHC SUMMIT
Expo plásticos
BAM
Orbes
AUTOMOTIVE MEETINGS

JAC, EL AUTO QUE BUSCA CAMBIAR EL RUMBO DE LA INDUSTRIA AUTOMOTRIZ EN MÉXICO

La producción de automóviles de la marca china JAC representa una analogía de la transformación que puede sufrir la industria automotriz mexicana; alianzas con Asia, financiamiento de bancos y empresarios nacionales y un enfoque en el mercado interno son algunas de las características de este nuevo proyecto.

02 Febrero 2017

Compartir

FacebookTwitterEmail
Portada

La producción de automóviles de la marca china JAC representa una analogía de la transformación que puede sufrir la industria automotriz mexicana; alianzas con Asia, financiamiento de bancos y empresarios nacionales y un enfoque en el mercado interno son algunas de las características de este nuevo proyecto.

Mientras Ford cancela inversiones millonarias y Fiat amenaza con hacer lo propio ante la actitud y presiones del nuevo presidente estadounidense, Donald Trump, una colaboración entre empresas asiáticas y mexicanas surge en lo que promete ser la materialización de una nueva visión para el sector automotriz mexicano, que podría marcar el rumbo de la industria en los años que vienen.

Este miércoles, la armadora mexicana Giant Motors, que en sus diez años de existencia se ha dedicado al ensamblaje de camiones ligeros y pesados en el estado de Hidalgo, anunció su expansión al segmento de automóviles ligeros con una inversión de 4,400 millones de pesos para ampliar su planta en Ciudad Sahagún. La misión es fabricar automóviles de la marca china JAC en sus modelos SUV-S2 y SUV-S3 para venderlos en el mercado mexicano, así como exportarlos a países de Centro y Sudamérica.

Con ello, la industria podría dar un vuelco a la inercia en la que se ha visto envuelta en las últimas décadas, que ha colocado a las manufacturas automotrices en una situación de enorme dependencia del mercado estadounidense gracias a los beneficios de aranceles cero que llegaron con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Hoy, 80% de los vehículos que se producen en México se exportan a un Estados Unidos que, bajo la era Trump, podría establecer barreras al flujo comercial que ha dado sustento a 800,000 mexicanos que trabajan en las armadoras extranjeras establecidas en nuestro país.

Desde que Trump comenzó su mandato con México como diana de sus promesas de campaña, los principales líderes empresariales, la academia y el propio gobierno han reconocido que si bien se debe defender el modelo adoptado por México de una economía abierta con el libre comercio como herramienta de consolidación para la región de América del Norte, también hay urgencia por diversificar los flujos comerciales para reducir la dependencia de Estados Unidos.

Mirar a Asia, a Europa y América Latina, así como mirarse al espejo para atender al mercado interno. La inversión de Giant Motors parece recoger todas estas reivindicaciones.

"México es un país de jóvenes, en el que el 35% de las ventas de automóviles se realizan a compradores de primera vez; y el 40% se realiza a personas menores de 40 años", dijo Elías Massri, director general de Giant Motors.

En entrevista con EconomiaHoy.mx, el ejecutivo explicó que si bien JAC es una marca china, el vehículo que se fabricará en México está 100% pensado para el mercado mexicano.

"Este vehículo nace para ser ensamblado y para ser integrado en México, a diferencia de otros productos de importación".

En ese sentido, los autos JAC "sí van a tener que cumplir con ser un vehículo con muchas mejores prestaciones que los que hay disponibles por el mismo precio", el rendimiento de combustible, por ejemplo, que Massri asegura será uno de los mejores del mercado, viene bien a unos consumidores que han visto subir los precios de las gasolinas un 20% en el primer mes del año.

Massri prometió también que sus clientes gozarán de 5 años de garantía absoluta "sin letras pequeñas", una plataforma virtual, disponibilidad de refacciones, financiamiento y seguros competitivos.

Así, Giant Motors espera lanzar el JAC el próximo 28 de marzo y vender 10,000 unidades anuales que portarán la leyenda "Hecho en México" para el año 2021. La producción comenzará en la segunda mitad de este año.

La mano de Slim

El anuncio de esta inversión llega después de que el empresario Carlos Slim presentara una defensa del mercado mexicano ante las amenazas de Trump. "Nuestra fuerza laboral es mejor que la de nuestros vecinos, más trabajadora, más creativa y aprende más rápido. Ahora hay que trabajar en que haya más empleos y mejores salarios en el país", dijo en conferencia de prensa el pasado 27 de enero.

Cinco días más tarde, se conoce que Grupo Financiero Inbursa, propiedad del magnate, financiará 50% del proyecto de Giant Motors y otorgará la parte de los seguros para el usuario final. El otro 50% lo financiará la compañía japonesa Chori -que además aportará proveeduría nacional y en el extranjero.

Los Grupos Zapata, Farrera, Zorrilla, Rivera y López se encargarán de la distribución y comercialización; la china JAC pone en la mesa la ingeniería y diseño del vehículo, mientras que Giant Motors coordinará la plataforma, operación, ensamble, garantía y refacciones.

El proyecto fue anunciado por el gobernador del estado de Hidalgo, Omar Fayad, quien aseguró que su gobierno otorgó "todas las facilidades necesarias" para que se concretara esta inversión.

Sin dar mayores detalles sobre los incentivos que otorgó a los inversionistas, el gobernador aseguró que el proyecto no utiliza recursos del erario público y por ello no se verá afectado el presupuesto estatal.

Reconoció que había tenido dudas anteriormente sobre atraer a empresas automotrices para instalarse en Hidalgo, porque se trata de procesos que generalmente son "complicados" y requieren de facilidades que a veces son difíciles de cumplir.

Aseguró que en este caso, insistió, no hubo necesidad de otorgar grandes incentivos puesto que Giant Motors ya cuenta con su propia planta en funcionamiento y terreno, e hizo repetidas menciones al programa Primer Empleo, mediante el que el gobierno de Hidalgo pagará a empresas e instituciones el salario de las y los jóvenes universitarios egresados de instituciones públicas de educación superior por hasta 4 meses, siempre que cuenten con un promedio mínimo de 8.5.

Giant Motors "no se equivoca al expandirse a los vehículos ligeros", dijo el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, quien además forma parte del equipo negociador con el gobierno de Trump en Washington.

Guajardo recordó que México es hoy el cuarto mayor exportador mundial de vehículos ligeros y la boyante industria automotriz sostendrá "contra viento y marea" la meta de producir 5 millones de automóviles en México para el año 2020. La fabricación del JAC en México es, dijo el secretario, "muestra de que en la diversificación está el crecimiento sólido y hacia adelante de la economía", y subrayó que en los últimos cuatro años la Inversión Extranjera Directa proveniente de Estados Unidos ha pasado de un 85% a un 35%, de manera que hoy un 62% proviene de Asia y Europa.

En ese sentido, Guajardo destacó la importancia que tendrá la tercera ronda de negociaciones para la modernización del Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea, así como establecer acuerdos bilaterales con Argentina y Brasil.

Guajardo dio su visto bueno al proyecto de Giant Motors, que busca atender las necesidades del usuario mexicano y atender al mercado de América Latina, y que por ello no pasa por las amenazas de Trump de establecer impuestos de hasta 35% a los productos mexicanos que entren a Estados Unidos.

Cuestionado sobre si les interesa exportar al mercado estadounidense, Massri aseguró que su prioridad es el mercado interno, a lo que el gobernador Fayad agregó "pero si en Estados Unidos quieren comprar, se hará".

Fuente: Economía Hoy

orbis

COTNRATA LA SUSCRIPCIÓN DIGITALLee todos los contenidos exclusivos

Entrar al área de clientes
¿Quieres encontrar requerimientos industriales de empresas armadoras de autos y autopartes? conviértete en nuestro asociado ahora!
Llámanos al (477) 717 7323 ó (477) 741 0272

Suscríbete al boletín

*Temas de interes