x cerrarForo Cluagto
Clau edomex
Desarrollos GP
Harting
Junker
Directorio Automotriz

EL ALTO PRECIO QUE LA INDUSTRIA AUTOMOTRIZ PAGARÁ SI TRUMP PONE FIN AL TLCAN

El 99% del comercio de vehículos en Norteamérica se hace bajo las reglas TLCAN.

21 Junio 2017

Compartir

FacebookTwitterEmail
Portada

Antes de plantear una renegociación, Donald Trump amenazó con terminar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que calificó como el "peor acuerdo" comercial y al que culpó de dejar sin empleo a los estadounidenses. Pero el fin del TLCAN podría tener un alto costo, al menos en el sector automotriz.

El presidente estadounidense, Donald Trump, conversó con líderes de la industria automotriz, entre ellos el presidente de General Motors, Mary Barra.

Para Estados Unidos la desaparición de este tratado comercial significaría aumentar la capacidad de manufactura de los fabricantes estadounidenses para suplir las importaciones de autos desde México, lo que tendría un costo de entre 4.7 y 6.5 mil millones de dólares.

Por otra parte, si Trump decide renegociar el tratado comercial con México y Canadá y modifica las reglas de origen, algo que el secretario de Comercio Wilbur Ross ha planteado como una posibilidad, el resultado podría ser una reducción en el valor agregado de las exportaciones de vehículos.

Esto según el documento Beneficios comerciales para la industria automotriz y posibles consecuencias de la retirada del TLCAN del Centro de Investigación Automovilística (CAR, por sus siglas en inglés) y un análisis de Citibanamex.

a sea con la desaparición o la renegociación habría consecuencias para la industria automotriz, debido a que el 99% del comercio de vehículos en Norteamérica se hace bajo las reglas TLCAN, según datos de Citibanamex.

Más empleos en EU, ¿a qué costo?

Dejar de importar autos de México y sacar de ahí las plantas estadounidenses, obligaría a los fabricantes de Estados Unidos a aumentar la capacidad de manufactura, lo cual generaría un alto costo para su industria automotriz.

En enero, cuando todavía era presidente electo, Donald Trump amenazó a automotrices estadounidenses como Ford y General Motors (GM) de fijar un impuesto fronterizo por fabricar algunos de sus modelos de auto en México.

"General Motors está enviando su modelo Chevy Cruze fabricado en México a los concesionarios de Estados Unidos libre de impuestos en la frontera. ¡Hágalo en EU o pague un gran impuesto fronterizo!", tuiteó.

El resultado fue la retirada de los fabricantes. Ford anunció la cancelación de una inversión de mil 600 millones de dólares para la construcción de una planta en San Luis Potosí. Mientras que GM trasladó la producción de ejes para la nueva generación de sus camionetas pick up de México a Michigan.

El presidente estadounidense, Donald Trump, se reunió con líderes de la industria automotriz, entre ellos el presidente de United Auto Workers (UAW), Dennis Williams (Al centro) y el entonces presidente de Ford, Mark Fields (Derecha) en Michigan, Estados Unidos, el 15 de marzo de 2017.

"General Motors está enviando su modelo Chevy Cruze fabricado en México a los concesionarios de Estados Unidos libre de impuestos en la frontera. ¡Hágalo en EU o pague un gran impuesto fronterizo!", tuiteó.

El resultado fue la retirada de los fabricantes. Ford anunció la cancelación de una inversión de mil 600 millones de dólares para la construcción de una planta en San Luis Potosí. Mientras que GM trasladó la producción de ejes para la nueva generación de sus camionetas pick up de México a Michigan.

En 2016, Estados Unidos importó 1.8 millones de vehículos ligeros provenientes de México. Los fabricantes estadounidenses podrían abastecer de fábricas dentro de Estados Unidos o en otros países fuera del TLCAN el mercado de autos pequeños - micro, compacto y subcompacto-, es decir, el 45% del total importado (848 mil vehículos); sin embargo, tendría aún una adición neta de 1 millón de unidades a su capacidad.

Más de la mitad de los vehículos ligeros que se producen en México provienen de fabricantes de automóviles extranjeros -FCA, Ford y GM produjeron el 47.8% de esos vehículos ligeros en 2015-, advierte CAR.

Por lo cual, ese millón de vehículos adicionales tendría que repartirse entre los diez fabricantes de autos estadounidenses, que en ese año (2016) ya tenían una capacidad de producción ponderada para armar vehículos del 94%.

"Hay poca capacidad abierta, lo que significa que no sería posible simplemente trasladar la producción de México a las plantas existentes de los Estados Unidos - se tendría que construir una nueva capacidad", se lee en el reporte de la CAR.

Esto significa que además de que a los fabricantes estadounidenses les tomaría tiempo, CAR estima que eso tendría un costo de "entre 4.7 a 6.5 mil millones de dólares".

Además de que los costos podrían ser más altos, ya que esta capacidad añadida de los EU sería potencialmente repartida entre los diez fabricantes de automóviles que producen vehículos en México.

Modificación de reglas de origen: todos pierden

Luego de amenazar con el fin del TLCAN, Trump suavizó su tono al plantear una renegociación del tratado con sus socios comerciales, México y Canadá. Luego Wilbur Ross, secretario de Comercio de Estados Unidos, dijo que las reglas de origen del acuerdo comercial necesitaban "cierto endurecimiento".

Las reglas de origen del TLCAN determinan el porcentaje de contenido local, que deben tener las mercancías que se intercambian para que estén libres de aranceles. Y su objetivo es desincentivar el uso de insumos más baratos de países que están fuera del tratado.

La consecuencia de aumentar el porcentaje en las reglas de origen, como podría hacerlo la administración de Trump, sería un incremento en los costos de producción y, por lo tanto, una reducción en el valor agregado de las exportaciones de vehículos.

En su informe Sector automotriz: posibles impactos por renegociación de TLCAN, Citibanamex calculó la consecuencia de aumentar las reglas de origen.

La regla vigente del TLCAN para exportar se requiere al menos el 62.5% de los insumos utilizados en la fabricación de autos terminados. Si ese porcentaje aumentara a 80%, advierte Citibanamex, el costo de producción se vería afectado por la necesidad de obtener más insumos de la región -que son más caros que si los hubiera comprado en el mercado internacional-.

"El resultado es una reducción en el valor agregado para la industria local", advierte CitiBanamex. Y el encarecimiento llevaría a una pérdida en la competitividad para la industria.

FUENTE: Huffington Post

Mitsui - CC
automotive
vw
Aliados Estratégicos GIF
Cluster edo mex

COTNRATA LA SUSCRIPCIÓN DIGITALLee todos los contenidos exclusivos

Entrar al área de clientes
¿Quieres encontrar requerimientos industriales de empresas armadoras de autos y autopartes? conviértete en nuestro asociado ahora!
Llámanos al (477) 717 7323 ó (477) 741 0272

Suscríbete al boletín

*Temas de interes