Expo Maq
da
Directorio Automotriz
Directorio Automotriz

ASÍ LUCE LA REVOLUCIÓN ELÉCTRICA DE MERCEDES-BENZ

¿Autos eléctricos y autónomos? Daimler quiere vans, camiones y trailers en las calles, y piensa lograrlo muy pronto.

10 Mayo 2017

Compartir

FacebookTwitterEmail
Portada

Europa está a punto de vivir una nueva revolución, la más silenciosa en su historia. Hoy, poco más de 200,000 automóviles eléctricos ya recorren sus carreteras, pero a partir de 2018 se les sumarán trailers, vans, camiones y autobuses de pasajeros, y muchos de ellos tendrán algo en común: la estrella de Mercedes-Benz en la parrilla.

Daimler, matriz de Daimler Trucks y Mercedes Benz Vans, presentó al mundo su visión del futuro de la electromovilidad durante la edición 2016 del Salón del Automóvil Industrial en esta ciudad alemana, anunciando tres nuevos vehículos:

eTruck: El primer vehículo de carga pesada 100% eléctrico para zonas urbanas, que tendrá una autonomía de 200 km, baterías de hasta 212 kWh con frenado regenerativo y capacidad de carga de hasta 11.5 toneladas.

VisionVan: Un vehículo eléctrico y autónomo para servicios de última milla que además funcionará como nave nodriza para drones voladores y terrestres capaces de hacer entrega de paquetes pequeños.

Un autobús semiautónomo que cuenta con el sistema City Pilot desarrollado por Mercedes-Benz, el cual permite al vehículo identificar las luces de los semáforos, así como a los obstáculos sobre la carretera –incluyendo peatones– y frenar de forma automática para evitar colisiones. El FutureBus tiene integradas 12 cámaras, sistemas de radar de largo y corto alcance y GPS.

Haz clic sobre la imagen para reproducir el video

Estos tres modelos se suman al Future Truck 2015, el primer trailer eléctrico y autónomo capaz de recorrer grandes distancias, un concepto presentado a finales de 2015, y al que se le han hecho mejoras y adaptaciones que permiten mejorar su rendimiento y su seguridad.

“El objetivo, al igual que en el caso del transporte de largas distancias, es hacer el transporte más seguro y más eficiente que nunca. Queremos que las ciudades sean un mejor lugar para habitar, especialmente porque cada vez más personas viven en ellas, y exigen mejor calidad de vida. Nuestro desafío es ofrecerles soluciones con menos emisiones, ruido y congestionamiento”, dijo Wolfgang Bernhard, miembro del consejo directivo de Daimler durante la presentación de los vehículos en el Salón de Hannover.

Nuevos tiempos, nuevos retos

El futuro es algo ciertamente emocionante: Dentro de un almacén se preparan las mercancías que serán colocadas dentro de un tráiler eléctrico que, de manera autónoma, se acopla a una de las rampas del área de carga.

Una vez que el sistema automatizado llena la caja del camión, éste emprende su viaje hacia la autopista que lo llevará a su destino, conectándose con otras unidades que viajen en la misma dirección por la ruta más libre y eficiente formando una caravana que además les ayude a ahorrar energía.

Cada uno de los trailers se dirige a un centro de distribución ubicado a las afueras de la ciudad de destino, donde los sistemas digitales anuncian la hora exacta de llegada para que éstos sean descargados en el menor tiempo posible.

Después los productos son transportados y redirigidios por sistemas inteligentes hacia camiones o vans eléctricos de reparto urbano, dependiendo de los bienes a entregar.

Una vez cargados, los vehículos se desplazarán silenciosamente por las calles de las ciudades para realizar su reparto, incluso en el caso de la van podrían no necesitar de la intervención de un humano, ya que ésta funciona como una nave nodriza que realiza la entrega de paquetes a través de pequeños drones capaces de realizar la función de paquetería de última milla.

Además de los vehículos de carga, también habrá otros dedicados al transporte de pasajeros, también eléctricos y —por ahora— semiautónomos, que recorrerán las ciudades de un lado a otro contribuyendo a mejorar la movilidad y reducir los niveles de congestión vehicular y emisiones de ruido y gases contaminantes.

Y aunque Daimler ya trabaja en hacer realidad esa visión, los retos no son pocos.

“En la era eléctrica necesitamos mucho más que darle un camión a un operador, ahora tenemos una batería y hay que cuidar mucho más el desempeño energético, saber qué línea operará con qué tipo de batería y con qué tipo de infraestructura, por qué tipo de ruta y con qué tipo de carga”, dice a Forbes México Hartmut Schick, presidente de Daimler Buses.

Ésa es una oportunidad de negocios que Daimler intenta aprovechar con una nueva unidad denominada Mobility Solutions, la cual explora los negocios de conectividad y conducción eléctrica y analiza los desafíos del futuro.

“Nosotros sabemos desarrollar los mejores vehículos comerciales en el mundo, pero no tenemos experiencia en estas nuevas áreas del negocio”, reconoce Schick, y añade: “Cuando hablamos de autos es más fácil vender nuevas tecnologías porque los compradores deciden basándose en sus emociones, pero los camiones no, deben tener sentido de negocio para los clientes”.

Inspiration, el primer trailer autónomo de Freightliner, una división de Daimler, ya ha mostrado sus capacidades.

El costo de abrazar el futuro

Para lograr su visión del futuro, Daimler invertirá 20 millones de euros (alrededor de 21.5 millones de dólares) en su Mobility Solutions Group. “Las divisiones de vehículos industriales de Daimler han dejado de ser meros fabricantes de vehículos. Vamos más allá del hardware. Queremos ofrecer a nuestros clientes mejores opciones de movilidad, sumando a nuestra cartera de vehículos inteligencia y servicios y soluciones de conectividad”, dijo a Forbes México Gustav Tuschen, director de Ingeniería de Producto para Daimler Buses y una de las mentes detrás del Future Bus.

Durante el tercer trimestre de 2016, el Daimler Group reportó ingresos de 38,597 millones de euros, con la división de automóviles a la cabeza, con 23,251 mde, seguida de Daimler Trucks (23,251 millones), Daimler Financial Services (5,133 mde), Mercedes-Benz Vans (3,120 mde) y Daimler Buses (937). De todas ellas, en el periodo las únicas dos en mostrar un leve declive fueron las divisiones de camiones y autobuses, y la inversión en tecnología es clave para mejorar esas cifras.

“En 2018 queremos introducir un autobús completamente eléctrico en que los costos de propiedad se acerquen a los de un motor a diésel o que incluso sean menores”, afirma Schick.

Pero, por ahora, la compañía hace todo lo que está a su alcance por intentar reducir la carga en el bolsillo de sus clientes. “No importa si se trata de tractos, camiones, vans o autobuses, el principio es el mismo en todos los segmentos: la minimización del Costo total de propiedad”, dice Jan Hegner, presidente de Mercedes-Benz Autobuses México y vicepresidente de Daimler Vehículos Comerciales México.

En México, por ejemplo, donde Daimler Buses opera desde hace 17 años, la empresa comenzó a ofrecer su Service Plus en 2014, “a través de cual nosotros nos encargamos del mantenimiento de los vehículos y los propietarios pueden enfocarse en su negocio”, dice Hegner. El plan busca no sólo aumentar la línea de fondo de Daimler, sino también ayudar a sus clientes a reducir los costos de contar con un staff de planta, cuyo costo ha ido en aumento a medida que los motores y los sistemas de los vehículos comerciales de Daimler se han ido volviendo más sofisticados.

Wolfgang Bernhard, miembro del consejo directivo de Daimler durante la presentación de los vehículos en el Salón de Hannover.

Todo está en la nube

Otro de los elementos clave desde la perspectiva financiera es el uso de la información disponible durante la operación del vehículo para analizar su consumo en una determinada ruta con un determinado conductor en determinadas condiciones. “¿Cuál es la presión en las llantas? ¿Se necesita mantenimiento? Podemos optimizar el uso de los vehículos y anticipar el mantenimiento y optimizar ciclos del operador y reducir los tiempos en el taller, ése un servicio opcional para el cliente”, explica Hegner.

Eso se soluciona a través de la cartera de servicios en la nube de Daimler, entre los que se encuentran herramientas como Daimler FleetBoard, filial de Daimler y uno de los principales proveedores europeos de soluciones telemáticas. La empresa opera actualmente en unos 180,000 vehículos de 6,000 clientes, estableciendo una conexión entre el conductor y la central a través de una app instalada en una tableta, lo que les permite intercambiar mensajes y planear recorridos, así como contar información en tiempo real sobre la carga y el equipo de navegación.

También está Uptime, un servicio especializado en la transmisión de datos y el que permite a los clientes tener una visibilidad absoluta de su flota en tiempo real, e incluso recibir reportes automáticos de los vehículos cuando exista la posibilidad de una falla, de modo que éstos puedan pasar a mantenimiento preventivo, reduciendo el tiempo de inactividad a causa de posibles fallas. En el futuro, todos los sistemas estarán digitalizados, lo que facilitará la interacción entre ellos y su entorno.

A todos estos desafíos operativos se suma uno más: la recarga de las gigantescas baterías eléctricas necesarias para movilizar la carga comercial o de pasajeros, y la que tiene un impacto directo en la rentabilidad. Un gran tema en la actualidad es la capacidad de recarga, si una flota recarga simultáneamente las baterías de varios camiones, es fácil alcanzar los límites de la acometida eléctrica de una empresa. Una potencia de carga de hasta 150 kW por vehículo y diez camiones suponen una potencia instalada total de 1.5 MW, equivalente al rendimiento de una central térmica compacta.

Future Truck, un autobús eléctrico y semiautónomo. 

“La conducción cero emisiones significa que tenemos que tomar en cuenta no sólo el producto, sino la infraestructura necesaria, las necesidades del cliente y la administración de la energía. ¿Cómo recargas una flota? Es muy distinto a hablar de un par de vehículos a 100 o 200 unidades, hay muchas cosas qué considerar en lo que respecta a administración de la energía y ésa es también nuestra responsabilidad”, reconoce Tuschen, el director de Ingeniería de producto de Daimler Buses.

La solución para este problema aún no está clara, pero Daimler ofrece lo que denomina Smart Energy Services, con los que pretende ayudar a sus clientes a determinar la mejor manera de recargar sus vehículos en horarios escalonados, pero sobre todo a alcanzar la mayor eficiencia energética durante sus trayectos.

No obstante, los nuevos vehículos comenzarán a ser fabricados en 2018, un año en el que, según estimaciones de Daimler, las tecnologías involucradas (baterías de ion-litio, sistemas de navegación y consolidación de la nube para el manejo de los datos generados por los vehículos y la infraestructura pública a través de la cual circulan) alcanzarán la madurez suficiente para hacer posible la visión de las cero emisiones y habilitará el progreso gradual hacia la autonomía de los vehículos de transporte de pasajeros y de carga.

Cuando y si llegarán a México, aún es una incógnita.

Al respecto, Tuschen se lo toma con reservas: “Como jugadores globales vemos la conducción sin emisiones y autónoma como tendencias que dominarán el mundo. Cada mercado tiene su propio tiempo y se irán adaptando, pero ocurrirá, y estamos listos para ello”.

FUENTE: Forbes

Directorio automotriz
Aliados Estratégicos GIF

COTNRATA LA SUSCRIPCIÓN DIGITALLee todos los contenidos exclusivos

Entrar al área de clientes
¿Quieres encontrar requerimientos industriales de empresas armadoras de autos y autopartes? conviértete en nuestro asociado ahora!
Llámanos al (477) 717 7323 ó (477) 741 0272

Suscríbete al boletín

*Temas de interes