IHC
da
Expo Maq
Directorio Automotriz
AERO
Directorio Automotriz

¿TE CONVIENE CONVERTIR TU AUTO DE GASOLINA A GAS NATURAL?

Con un costo de alrededor de 35 mil pesos, convertir tu auto a gas natural podría implicar un desembolso hasta 50% menor al de el uso de gasolina y se trata de una inversión que se recuperará en aproximadamente de tres años

23 Febrero 2017

Compartir

FacebookTwitterEmail
Portada

Desde el pasado 1 de enero, el precio de la gasolina aumentó 20 por ciento en México y es posible que haya más incrementos en lo que resta del presente año.

Ante el impacto del mayor precio del carburante en el bolsillo de las personas, es posible que algunas ya consideren hacerse de vehículos más eficientes en el consumo de combustible o evalúen otra opción.

Algunos especialistas y empresarios sugieren que conviertas tu unidad de gasolina a gas natural, pues implica un costo de 35 mil pesos, 80 por ciento menos que comprar un Mitsubishi Mirage, el modelo subcompacto más eficiente en consumo de gasolina, según el portal Ecovehículos.org.mx.

Se trata de una inversión que puedes recuperar en tres años en promedio con el ahorro en gasto de combustible, ya que, de acuerdo con Narcís de Carreras, country manager de Fenosa México, el desembolso anual en gas natural vehicular es hasta 50 por ciento inferior al de gasolina.

Una investigación de El Financiero, con datos de Ecovehículos.org.mx, Natgas, empresa dedicada a la conversión de vehículos a gas natural, y armadoras, encontró que un Nissan Versa gasta al año 21 mil 909 pesos en gasolina, tomando en cuenta un promedio de 25 mil kilómetros recorridos en ese lapso y un precio del combustible de 16.33 pesos por litro.

Al cambiarlo a gas natural, el egreso bajaría a 11 mil 589 pesos, incluyendo un precio de 7.59 pesos por este energético. Con ello, puedes amortizar la inversión (de 35 mil pesos) en tres años.

Otro ejemplo es el Volkswagen Jetta, que bajo las mismas condiciones gasta en gasolina 26 mil 987 pesos al año. Al pasarlo a gas natural, el egreso sería de 14 mil 267 pesos, permitiendo que compenses la inversión en 2.8 años.

Un cilindro de gas natural vehicular tiene capacidad de hasta 20 litros, por lo que llenarlo cuesta 152 pesos. Con ese combustible un Nissan Versa podría recorrer 372 kilómetros. Desplazarse esa misma distancia con gasolina magna tendría un precio de 326 pesos.

“Hay que verlo de esta manera, es conveniente desde el punto de vista ambiental. La CDMX es la ciudad más contaminada de México y esto se debe a las fuentes móviles, que son los autos. Con gas natural no hay emisión alguna de contaminantes.

En cuestión económica, si recorres 150 kilómetros al día como un taxi es muy viable porque ahorras muchísimo más dinero. No sabemos más adelante que pueda suceder en el costo del combustible, porque si sigue bajando el precio del gas, con 30 kilómetros diarios podría bastar para amortizar más rápido la conversión”, explicó René Sánchez, responsable de Soluciones Energéticas y Movilidad de Gas Natural Fenosa México.

FALTAN ESTACIONES EN LA CDMX Y EL PAÍS

Aunque el gas natural es mucho más económico que la gasolina, la conversión vehicular de un combustible a otro enfrenta desventajas, de acuerdo con expertos.

La primera es la falta de estaciones que despachen el gas natural actualmente.

En la Ciudad de México sólo existen cuatro estaciones en este momento. Al respecto, Gas Natural Fenosa tiene planeado instalar 10 hacia el 2019.

“Al mercado objetivo que les funciona bien, por ahora, son los taxis, los que manejan Uber, Cabify, flotas privadas, autobuses y microbuses, porque recorren grandes distancias (en la misma ciudad)”, opinó René Sánchez, responsable de Soluciones Energéticas y Movilidad de Fenosa México.

A nivel nacional operan 12 despachadores de gas natural vehicular, pero empresas como ENGIE invertirán más de 600 millones de pesos para triplicar este número en los próximos cuatro años.

“Tenemos proyectadas 14 estaciones de gas natural vehicular a partir de ahora y para los siguientes años. De esas estaciones, seis operarán en Mérida”, detalló Philippe Delmotte, presidente y consejero de Energía Natural Peninsular, subsidiaria de Virtual Pipelines México (VPM), la cual se alió con la francesa ENGIE para este proyecto.

La segunda desventaja tiene que ver con la falta de espacio en el auto para instalar el tanque de gas natural. Al ubicarse en la cajuela, llega a utilizar hasta 40 por ciento del área.

“El tanque de gas se encuentra en la parte de atrás de la unidad y quita mucho espacio (por el grosor del acero). Cuando los pasajeros traen carga como bolsas, pues no caben”, explicó Manuel, un taxista que trabaja en las inmediaciones de la Terminal de Autobuses del Sur de la CDMX.

Además, ante la mayor carga que representa el nuevo tanque, la unidad puede perder potencia o velocidad, lo cual se convierte en otro problema para los usuarios.

Fuente: El financiero

Directorio automotriz
Aliados Estratégicos GIF

COTNRATA LA SUSCRIPCIÓN DIGITALLee todos los contenidos exclusivos

Entrar al área de clientes
¿Quieres encontrar requerimientos industriales de empresas armadoras de autos y autopartes? conviértete en nuestro asociado ahora!
Llámanos al (477) 717 7323 ó (477) 741 0272

Suscríbete al boletín

*Temas de interes