Leer la revista online
Leer la revista online
 

Proveeduría y Oportunidades Comerciales

Visión estratégica de las operaciones en la cadena de suministro.


por Cluster Industrial 2018-11-19 09:00:00 Compartir

Entender el impacto del nuevo tratado comercial (TMEC) en la cadena de suministro es clave para cumplir con las nuevas “reglas del juego”.


Entender el impacto del nuevo tratado comercial (T-MEC) en la cadena de suministro es clave para cumplir con las nuevas "reglas del juego", mantener negocios saludables y rentables con la región de América del Norte, y aprovechar posibles nuevas oportunidades, esto según un reporte publicado por PWC México. 

En relación a la cadena de suministro, la firma de consultoría identificó varios aspectos dentro del nuevo tratado que pueden generar un impacto relevante en la misma dependiendo del sector; específicamente, en lo que se refiere a los requisitos sobre reglas de origen, el valor del contenido de la mano de obra y la cláusula que impide tener acuerdos comerciales con economías que no son consideradas "de mercado", como es el caso de China. 

Con base a lo anterior, identificaron cinco dimensiones dentro de la cadena de suministro a las que, consideran, se debe prestar mayor atención bajo el contexto del T-MEC. 

PWC identificó las siguientes: abastecimiento, ingeniería y diseño de productos, desarrollo de proveedores, estrategia de operación y valor de contenido de mano de obra. 

1. Abastecimiento: el nuevo acuerdo cambia los requisitos en cuanto a reglas de origen para la industria manufacturera, lo que afecta en mayor medida, y para el caso de México, a algunos sectores como: automotriz, textil y de electrónicos. Esto genera la necesidad de analizar la procedencia de los componentes y materiales que se utilizan en el proceso de fabricación, con el objeto de definir fuentes diferentes de abastecimiento a través de nuevos proveedores que permitan adecuarse a los requerimientos. En este contexto, se deberán establecer estrategias de abastecimiento que consideren, por un lado, el poder de compra que tiene la empresa y, por otro, las características del mercado proveedor para cada una de las categorías de insumos que requiere la organización.

2. Ingeniería y diseño de productos:
en algunos casos generará mayor valor, inclusive antes de establecer estrategias de abastecimiento con proveedores, el replantear el análisis y la conceptualización de los productos. Este proceso deberá realizarse con el objetivo de determinar materiales diferentes que se requieran para los productos que se comercializan en la región del T-MEC. El análisis requerirá de la integración de áreas comerciales y de manufactura con las áreas de gestión de normativa arancelaria de la empresa, con el fin de que construir una visión integral para obtener resultados que respondan mejor al conjunto de los intereses organizacionales. 

3. Desarrollo de proveedores:
relacionado con la dimensión de abastecimiento, la entrada en vigor del T-MEC abre una ventana de oportunidades para empresas locales en México que desean ampliar sus líneas de negocio/operación para proveer componentes e insumos que las empresas productoras requieran. PWC recomienda a aquellos negocios que busquen convertirse en proveedores estratégicos mediante la ampliación o diversificación de su estructura de producción, es que siempre consideren sus competencias y capacidades principales, de tal manera que mantengan una coherencia con la estrategia corporativa y de esta forma no generen "distracciones" que puedan afectar su competitividad en el mediano plazo. 

4. Estrategia de operación: en el caso de contar con plantas en diferentes regiones o países, será necesario evaluar dónde se están produciendo los componentes de los productos, y entender si se debe reestructurar el mapa (ubicación) de producción actual, así como la red logística. Con base en lo anterior, se requerirá analizar claramente las implicaciones de costo en el modelo actual, a fin de buscar alternativas que cumplan y aprovechen las disposiciones del nuevo tratado comercial. Ante esto, es necesario que las áreas de operaciones jueguen un papel fundamental en la evaluación y definición de la mejor estrategia operativa para balancear la complejidad operacional con el cumplimiento normativo.

5. Valor del Contenido de Mano de Obra: adicionalmente, la industria automotriz tendrá que llevar a cabo una evaluación del valor de la mano de obra, ya que para 2023, el 40 por ciento del contenido de un auto deberá ser construido por trabajadores que ganen 16 dólares por hora. Según PWC será necesario observar si se llevarán a cabo modificaciones a las regulaciones laborales actuales para dar cumplimiento a esta disposición del nuevo tratado. El área de Recursos Humanos, en conjunto con Operaciones, tendrán un papel importante en evaluar el impacto y definir escenarios posibles para cumplirlo de la manera más apropiada para la empresa. 

 

De acuerdo con los resultados de la encuesta, casi la mitad (47%) de los participantes considera que habrá incrementos en los costos de materiales e insumos, así como en las operaciones. Pese a ello, 22% expresó que no prevé impactos en su cadena de suministro.

Las áreas que intervienen en la cadena de suministro deberán jugar un rol estratégico para prepararse y responder de una manera eficiente ante estos cambios. Su impacto podría implicar mayores costos, que se traduciría en erosión de márgenes para las empresas o necesidad de rediseñar los modelos de "pricing" en caso el mercado lo pueda absorber. 

Por otro lado, también existen elementos relevantes que generan nuevas oportunidades de negocio para aquellas empresas que actúen con la visión y anticipación adecuada. Cabe destacar que el T-MEC también incluye nuevas medidas medioambientales, que incorporan disposiciones para garantizar la aplicación de la legislación ambiental en el territorio de los tres países. 

En estas disposiciones se regulan ámbitos como la producción, consumo y comercio de sustancias que agotan la capa de ozono; la contaminación del medio marino por los buques, y el combate al tráfico de especies de flora y fauna silvestre, incluyendo a las especies en peligro de extinción. 

Los resultados de la encuesta muestran que más de la mitad de los participantes cuentan con procesos productivos alineados a las nuevas medidas medioambientales, mientras que uno de cada tres comenta que algunos procesos están alineados. Esto arroja como conclusión que, si bien será necesario adecuar algunos procesos medioambientales, no se percibe que exista un gran impacto para la industria derivado de los cambios en el tratado comercial.



ACUERDO COMERCIAL
PROVEEDURÍA

Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si se continúa navegando asumiremos que se está de acuerdo con nuestra política de cookies.

X